Sidi-Areal

Sidi-Areal

Antepechos de los balcones de tela metálica tratados con chorro de arena y decorados con motivos textiles atemporales en la antigua fábrica de seda de la localidad de Winterthur.


Viviendas en un ambiente textil
Como testigo del tiempo, el lugar conocido como Sidi-Areal narra la transformación de Winterthur de ciudad industrial a ciudad de servicios.

La fábrica de seda de Winterthur, popularmente conocida como "Sidi", comenzó su andadura en 1872 y rápidamente se convirtió en la mayor fábrica de seda de toda Suiza. El cantón de Zúrich adquirió el solar en 1970 y convocó un concurso de arquitectura con la intención de darle un nuevo uso y destinarlo a la construcción de viviendas. El propietario quiso hacer hincapié en "la construcción de viviendas modelo manteniendo carácter industrial".

En la planificación detallada se han incorporado las tendencias actuales en cuanto a construcción de viviendas y diseño de interiores. Como elemento clave de su arquitectura cabe destacar las amplias zonas de balcones de los patios interiores que confieren a los edificios un aspecto apacible y relajado.

La atención se centró en la idea creativa de enlazar con la historia del lugar utilizando motivos textiles atemporales. Así pues, la artista Beatrice Liaskowski desarrolló el concepto de diseño con el motivo geométrico y el color que confiere a los frontales de los balcones el aspecto propio del textil.

La elección del producto no se hizo esperar y rápidamente se optó por el tejido DOKA-MONO 1601. El motivo geométrico se ha podido reproducir gracias a la aplicación de chorro de arena sobre la tela metálica, manteniendo así el color natural del material.

Sidi-Areal

Lugar

Winterthur, Suiza

Solicitud

baranda, diseño del color

Tipo De Propiedad

construcción de viviendas

Arquitecto

Top